Decálogo reivindicativo…

1. Reivindico mi derecho a equivocarme, a pensar que las cosas no han salido como yo esperaba; a considerar que mis expectativas han quedado defraudadas.

2. Reivindico mi derecho a opinar que mi opción es la mejor, la más adecuada, la necesaria para solucionar un problema. Reivindico mi derecho a no ser señalado como cómplice de ningún desastre, como responsable de los errores que se puedan cometer si yo no soy quien los ha causado.

3. Reivindico mi derecho a escoger al menos malo si no hallo al más bueno; también al que considero mejor tras determinar quiénes son los peores. Reivindico mi derecho a elegir libremente y bajo la consigna que considere más adecuada.

4. Reivindico mi derecho a cambiar mi manera de pensar, a nutrirme de las nuevas ideas que me aportan mis nuevos contactos, a plantear la necesidad de adaptar mi ideología a las nuevas influencias, que reconozco positivas para mi cosmovisión. Reivindico mi derecho a evolucionar, a situarme ante los acontecimientos con una visión diferente a la que tenía al principio. Reivindico mi derecho a plantear que la firmeza de hoy puede no darse mañana.

5. Reivindico mi derecho al respeto y a no ser atacado con infamias o comentarios formulados con el ánimo de dañar mi honorabilidad ni la de las personas que forman parte de mis círculos privado y público.

6. Reivindico mi derecho a expresarme sin sentirme incómodo por tus muecas burlonas, tus gestos despectivos; y sin sentir que mi mensaje queda sesgado porque emites ruido, interrumpes, alteras el normal desarrollo de una declaración de ideas, pensamientos u opiniones.

7. Reivindico mi derecho a defender que mi opinión es más acertada que la tuya, que quizás estés equivocado con tu planteamiento, que probablemente tu manera de actuar no es la más correcta.

8. Reivindico mi derecho a que no me consideres menos democrático que tú; a que no me llames afín a los dictadores, terroristas y delincuentes que me producen el mismo desprecio que a ti y cuyas acciones detesto tanto o más que tú, sean del bando que sean, sean de la naturaleza que sean.

9. Reivindico mi derecho a creer que puedo hacerlo, que tengo la capacidad suficiente para hacerlo, que tengo las energías necesarias para hacerlo y, por supuesto, que quiero hacerlo.

10. Revivindico mi derecho a considerar que sé del pasado lo necesario, que me sitúo en el presente como debo y que la posible posición que me corresponda tener en el futuro será la conveniente, tanto para mí como para el mundo que me rodea.

Reivindico todos estos derechos (tan obvios) porque no te los cuestiono ni me los cuestiono en los demás.

Twitter
Visit Us
LinkedIn
Facebook
RSS